Rosario de liberación

Rosario de liberacion

El rosario de liberación es una oración que ha durado por generaciones gracias a la fe depositada en cada palabra. Debe formar parte del rezo de cualquier creyente católico que desee encontrar paz y demostrar su devoción al Señor Todopoderoso.

Quienes han recitado estas plegarias logran sentir la bendición del espíritu santo, la personificación del milagro. Solo la fuerte creencia y una convicción definida guiarán a cualquier persona por el camino de Dios.

Es mucha la importancia que se debe reconocer de esta oración por los católicos. Es por ello que se recomienda la lectura de la siguiente información.

Tabla de Contenido()

    Rosario de liberación: ¿Cómo rezarlo?

    Las plegarias que se realizan al santo rosario con el objetivo de lograr una sanación del alma no son complejas. La comunicación que se desea establecer con Dios padre todopoderoso siempre está disponible y siempre dependerá de nosotros.

    La forma en que cada persona envíe sus plegarias es el factor determinante para lograr orar con efectividad. No obstante, hay muchos religiosos que consideran los siguientes pasos como indispensables de tomar en cuenta:

    Despejar la mente

    Rezar es casi un acto de meditación que debe realizarse despejando cualquier idea que se tenga del mundo terrenal. Olvidarse de cualquier angustia, miedo o preocupación se logra mediante la concentración espiritual que logra sustentar la paz.

    Los católicos más devotos recomiendan para el rosario de liberación cerrar los ojos para poder liberar la mente. Una respiración calmada logrará eliminar algún rastro de rabia e impureza que afecte la comunicación con Dios de forma negativa.

    Abrir el corazón hacia la fe

    El rezo debe ser realizado depositando toda la creencia en el Señor y la fe que caracteriza a cualquier católico. La plena convicción de que todo lo malo pasará una vez se inicia la comunicación, se logra con fe.

    La certeza no puede ser cambiada y Dios escuchará a toda persona que comunique con él desde el corazón. Su mano poderosa solo actuará cuando el amor y la búsqueda del perdón invadan el alma de la persona creyente.

    Tener un rosario entre manos

    Incluso en la fe cristiana existen herramientas como los rosarios que permiten crear una conexión con el Señor más fuerte. Esto es vital para cumplir con los requisitos anteriores y transmitir cualquier mensaje hacia el reino de los cielos.

    Cualquier tipo de rosario puede funcionar, el que más se adapte o se vincule a las creencias de cada creyente. Algunos usualmente pueden hacer función de decoración, pero no se debe olvidar su verdadera intención de uso.

    Rezo completo del rosario de liberación

    Siempre es muy buen momento de disponer de todo lo necesario para entender la importancia de una buena oración. Por ello el rezo completo del rosario de liberación se debe iniciar según las siguientes instrucciones:

    Inicio: Rosario común

    El rosario común es aquel que marcará el inicio del resto de la oración, es indispensable para marcar la efectividad. “En el Nombre del Padre (referencia a Dios), del hijo (referencia a Jesucristo) y del Espíritu Santo. Amén”

    Canto al salmo 91 (90)

    La fe católica siempre se ha caracterizado por sus grandes cantos en señal de alabanza al Padre Todopoderoso. El canto al salmo 91 (90) llenará de vida y permitirá aclarar los pensamientos antes de iniciar el rezo del rosario.

    Oración de liberación

    La oración de liberación se pronuncia en nombre y reconocimiento a la acción de Jesús para salvar a su pueblo. El hijo de Dios posee el poder necesario para liberar a los enfermos y a cualquier otro hombre del dolor.

    Rezo del credo

    El mayor acto de confirmación de la fe de cualquier persona es recitar la plegaria del Credo. Es muy popular y siempre se encontrará en alguna guía de oraciones de la religión católica.

    Pronunciamiento de Jaculatoria

    Una jaculatoria es una oración breve llena de sentimiento y fervor que confirma la creencia en Dios. La más adecuada de pronunciar es “Si Jesús me libera, quedo verdaderamente liberado”.

    Pronunciamiento de los cinco misterios

    Los rosarios se caracterizan por la composición de misterios que normalmente son dictados según la orientación de un guía. “Jesús rogó por nosotros y tendrá piedad”, por ello su nombre es pronunciado en cada misterio pronunciado.

    ¿De dónde proviene el rosario de liberación de la fe católica?

    El honor de su creación se concede a la mente y fe del padre Moises Larraga, creyente muy reconocido. Su clara inspiración para este rosario es proveniente de la gracia y dicha proyectada por Dios Padre Todopoderoso.

    El pastor de procedencia mexicana Larraga estuvo iniciado desde muy joven en la guía del camino del señor. Este hecho se debe agradecer a sus padres primeramente, tutores católicos fieles a la religión y a sus creencias.

    Su don de sanación fue descubierto tras un incidente en una Catedral de León, Guanajuato. Una joven había sufrido una caída desde las altas gradas y fue el Padre Larraga quien oró por ella.

    Ante tal acción, exclamó que no se quebrará ningún hueso, resultado ilesa la chica momentos después en su recuperación. Esto marcó el inicio de que muchos fieles frecuentaban a este representante de la iglesia para su sanación.

    Para la víspera de abril en el año 1999, sería el padre Emiliano Tardiff quien lo solicitaría para entrevistarlo. Tras esta conversación, se le ordenaría predicar el evangelio para poder llevar su don de sanación a muchos otros creyentes.

    Fue para ese punto donde el padre Larraga comenzaría su largo y exitoso camino como predicador y fiel de la iglesia. Toda su vocación y devoción se ve expresada en años posteriores con la creación del rosario de la liberación.

    Actualmente no se encuentra entre nosotros el famoso Padre Lárraga, pero sus enseñanzas siguen muy vigentes en la actualidad. Son millones los creyentes que pronuncian con amor y fe cada oración de este rosario tan significativo.

    Es totalmente recomendado para buscar la paz y la reconciliación con los pensamientos propios y Dios. Nunca hay que dudar del poder de la palabra y del Señor.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos en la web. Política de Cookies